estrategia digital

La estrategia digital en tu empresa

En los años 60 la informática marcó la evolución de la digitalización en la empresas. Su incorporación a nivel usuario en los 80 y la llegada de Internet en los 90 provocaron una mejora en los procesos internos de las marcas y provocaron la creación de nuevos negocios gracias a la búsqueda de información y la digitalización de procesos que generó internet en la fase 1.0.

El mayor cambio se produce cuando a esta evolución llega la Web 2.0 y las redes sociales, que permiten la digitalización de la comunicación entre personas.

Las personas opinan de las marcas y de sus productos, comparten experiencias, colaboran en el proceso de elaboración de un nuevo producto, apoyan a una marca, consultan en tiempo real una duda, comparten opiniones, etc. Y siempre en tiempo real y a nivel mundial.

La Web 2.0 ha dado el poder al consumidor y ha transformado la forma de comunicarse de las empresas con sus clientes, consumidores, empleados o stakeholders.

La digitalización continúa evolucionando con la movilidad, el internet de las cosas y las nuevas tecnologías que transforman nuestro entorno.

En la estrategia digital de una empresa, de una marca personal o profesional, después de unos años aplicándolas a empresas, pienso que debe tener los siguientes ítems:

  1. Situar al cliente o consumidor en el centro de la estrategia.
  • Saber quien es nuestro cliente es primordial.
  • Qué le apasiona.
  • Darle contenidos e información de forma atractiva.
  • Ser transparente en nuestra comunicación, llamar a las cosas por su nombre.
  • Saber escuchar y dar una respuesta en tiempo real.

2.   Debemos implicar a nuestros empleados en la empresa. Incorporar la cultura 2.0 en nuestra marca.

  • Formar a nuestros directivos en innovación digita
  • Formar a todos los empleados.
  • Qué cada empleado o área tenga clara su línea de actuación.
  • Incorporar redes sociales corporativas para compartir conocimiento y profundizar en el sentido de la pertenencia a una marca.
  • Definiremos los portavoces y referentes de la empresa.

3.  Definir en qué somos mejores. Debemos generar una propuesta de valor diferenciada y única. Debemos conocer nuestras capacidades, identificar nuestra aportación de valor y localizar nuestro objetivo de negocio en aquello que somos únicos.

4. Definir e implementar una estrategia en social media para crear vínculos emocionales con nuestros clientes. Para ello:

  • Debemos conocer donde está nuestro público objetivo.
  • Qué canales son importantes para la estrategia.
  • Cuál debe ser el papel de las redes sociales dentro de la estrategia digital.

5. Nuestra web debe estar adaptada al punto de vista de nuestros clientes o usuarios y, por supuesto, tener un diseño response adaptado a todo tipo de dispositivos.

  • Debemos extender nuestros contenidos a una red de soportes.
  • Daremos difusión de los mismos en un blog, en perfiles de redes sociales, un grupo de linkedin, microsites, apps, etc.

6. Definir y controlar los indicadores claves de medición de nuestra web y de todas las acciones que llevamos a cabo de marketing digital, social y móvil (KPI´s)

  • Siempre, antes de cualquier acción digital debemos definir objetivos e indicadores de medición.
  • Crear un cuadro de mando de estos indicadores así como de todos los procesos de negocio digital.

7. Definir e implementar un modelo de escucha activa y de reputación corporativa online

  • Dónde hablan de nosotros, quién habla y qué hablan.
  • Definir un protocolo de gestión de reputación y de crisis.

8. Definir e implementar una estrategia de relación y experiencia con nuestros clientes a través de un CRM.

  • El objetivo será conseguir clientes promotores que recomienden nuestra marca.

9. Nuestro negocio debe crecer con esta estrategia digital de captación, conversión y fidelización. Debemos integrar lo físico con lo digital.

  • Es importante que este plan de marketing digital esté basado en el posicionamiento natural.
  • El plan de medios digitales y móvil debe estar alineado con nuestros objetivos de branding, captación de trafico, de leads o de ventas.
  • Integrar acciones tradicionales con las nuevas oportunidades que nos brinda el mundo digital.

10. Nunca dejar de innovar. Debemos innovar con nuestros empleados y con nuestros clientes.

Finalmente debemos llevar a término esta estrategia digital poco a poco, de forma paulatina, la mejor forma de aprender es el prueba y error.

Imagen: Cristian Bortes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.