La vuelta al cole y cómo comunicarte mejor

Volvemos de las vacaciones y de nuevo nos encontramos con el bus, la ruta, las clases, los horarios, los deberes, el material escolar y por supuesto las pantallas.

Volvemos a la rutina y deberíamos, en el nuevo curso tomar hábitos saludables que harán tener mejores relaciones con las personas que nos rodean. No es una quimera, lo puedes lograr, pero como todo en la vida requiere ciertas dosis de esfuerzo.

Hoy, con ocasión del nuevo curso recién comenzado te propongo hacer una reflexión y proponerte algunos consejos en el uso de la tecnología.

Comenzamos:

  • Algunos hábitos saludables:
    • En cuanto a la exposición a las pantallas que tengas en tu hogar puedes comenzar por algunos consejos muy sencillos.
      • ¿Cuándo estás viendo una película o un programa en familia y comienzan los anuncios utilizáis el móvil? Mi consejo es tenerlo en modo off y si es posible dejarlo aparcado en un parking de móviles o lejos en otra habitación. Durante los anuncios puedes mantener una conversación con tus acompañantes o los miembros de tu familia.
      • ¿te vas a la cama con el móvil? Posiblemente es uno de los errores más comunes en nuestra vida. Incluso si lo utilizamos como alarma, deberíamos utilizar un despertador clásico. Lo normal debería ser apagarlo, ponerlo en modo nocturno o en silencio, de lo contrario nuestra vida diurna se entromete en el tiempo que dedicamos a recargar pilas.
      • los mejores recuerdos no se deberían generar a través de una pantalla. Queda con la persona para contárselo: de esta forma el recuerdo quedará en su memoria.
    • El estrés de la inmediatez. Dejar aquello que estamos haciendo, al momento, para atender a esa persona al otro lado de la pantalla, sin un motivo urgente, se ha convertido en algo normal y muy habitual. Acostúmbrate y acostumbra a tu gente a que no siempre puedes atenderle en el momento; si te sigue generando un malestar y no puedes ignorar una llamada-mensaje siempre te quedan varias soluciones: desactivar el doble check azul o activar el envío de un SMS automático cuando rechazamos una llamada.
  • En cuanto al sueño, me parece interesante programar una hora de apagón. 
  • Los planes en familia harán que pasemos menos tiempo con las pantallas y más tiempo con nuestros amigos y familia haciendo cosas diferentes. Las pantallas pueden ayudarnos a pensar en juegos, contenidos y planes que incluyan a todos los miembros. 

Y ahora que hemos vuelto de vacaciones:

  • Las circunstancias han cambiado y si durante las vacaciones hemos sido más permisivos con nuestros hijos, resultará muy interesante aplicar nuevas reglas. ¿costará? por supuesto, sin embargo las mejores pautas con nuestros hijos son el ejemplo y la creatividad.
  • Algunas reglas que podemos adoptar con nuestros hijos son, por ejemplo, el contrato para uso del móvil basado. 

Otra opción que puedes plantear a tus hijos es la de encerrar los móviles hasta terminar la actividades que están desarrollando.

  • Y sacar ideas conversando con otros padres puede resultar una forma excelente de conocer otros puntos de vista a la hora de utilizar las pantallas en familias diferentes a la tuya.

Como sabes desde hace algunos años utilizamos diferentes aplicaciones de mensajería para comunicarnos, tanto con nuestros hijos, familiares, amigos, grupos de trabajo y un largo etcétera. Sin embargo ¿utilizamos de forma correcta esta herramientas? Posiblemente este tipo de preguntas no te las hayas planteado, sin embargo con el crecimiento de estas nuevas formas de comunicación hemos llegado a un punto de saturación, del que en ocasiones es complicado, no ya salir, sino parar unos minutos y tomar decisiones en pos de una mejor comunicación con las personas que nos rodean. Si quieres saber cuánto y cómo utilizas el móvil antes de seguir leyendo haz el siguiente test, seguro que aprenderás mucho sobre el uso que das a este tipo de dispositivos.

Uno de los grandes atractivos a la hora de comunicarnos, hoy en día, es la aplicación whatsapp y sus grupos, posiblemente la forma más utilizada para estar actualizado entre tus amigos, familia, etc. A diario accedemos a diferentes conversaciones en muchos grupos a los que pertenecemos. Son útiles para mantener contacto con amigos, con compañeros de trabajo, familia o cuando tienes que conversar sobre un tema concreto. Sin embargo, en ocasiones se convierten en lugar de malentendidos, y muchas veces son una pérdida de tiempo.

¿Cómo podemos hacer un buen uso de los grupos de whatsapp? Te muestro algunas sugerencias que pueden servir tanto para adultos como para niños.

Si quieres añadir a alguien a un grupo pregúntale primero si quiere estar. Son muchas las personas que preferirían no estar en grupos de whatsapp. En caso de querer que una persona esté en un grupo puedes preguntarle si quiere estar en tal grupo de forma privada y recientemente hay una buena opción que consiste en enviarle un enlace del grupo con una invitación a unirse, en lugar de añadir a esa persona directamente.

Durante horas de clase, de estudio o trabajo evita los mensajes irrelevantes. Interrumpen y pueden cansar a los demás integrantes del grupo que en ese momento atienden sus obligaciones o sus quehaceres. Las notificaciones incesantes son una de las cosas que más nos pueden molestar en estas situaciones. Es muy común en tal caso silenciar los grupos, si bien en muchos casos hay quienes se plantean salir de los mismos por la irrelevante de los mensajes.

¡¡¡El mensaje que envías no es para todos!!! ¡Mejor no utilizar entonces el grupo! Es algo de perogrullo pero son muchos quienes no lo entienden. Los grupos de whatsapp se crearon para cosas que conciernen a todos los participantes del grupo. Si vas a iniciar una conversación que sabes sólo atañe a uno o pocos participantes, deberías evitarlo; si otra persona del grupo ha iniciado la conversación individual, abre una conversación individual privada con ella para hablar de vuestras cosas y evita molestar a los demás. Para enviar información y avisos de gran utilidad son más útiles las listas de difusión.

Una llamada vale más que mil palabras, más que mil mensajes de whatsapp. Las grandes noticias, felicitaciones es mejor darlas en persona. Si es imposible por la causa que sea, llama y cuéntaselo en persona, de viva voz. Y si tampoco es posible, abre una conversación individual y coméntaselo en persona. Si tu mensaje es grupal será bueno asegurarte que en ese grupo está toda la gente que quieres conozca tal noticia, para que nadie se sienta molesto u ofendido.

Cuida el lenguaje y el uso de emoticonos. En ocasiones el lenguaje puede crear situaciones incómodas, incluso los emoticonos pueden ser una mala opción. Da siempre las gracias y pide las cosas por favor. El sentido común debería ser una regla primordial a la hora de escribir. Dar las gracias 400 veces no es necesario.

¿estás enfadado o molesto? no uses el móvil. El peor mensaje es el que escribes cuando estás enfadado y más si lo haces en un grupo. Recomendación: mejor no hablar (escribir) sobre temas opinables que no son objeto del grupo, enviar chistes sobre temas políticos o deportivos que pueden causar polémica o conflicto entre los miembros del grupo. 

Evita el reenvío de mensajes automáticos ¿te ha pasado alguna vez que has reenviado algo sin leerlo y luego se descubre que es mentira? Es algo que hasta nos ocurre en conversaciones diarias. Desconfía de mensajes que piden que reenvíes algo a 10 personas o que te ha tocado algo por valor de 100€.

No malinterpretes el silencio tras un doble check azul. Hay quienes son más participativos que otros en los grupo. Si sumamos la inmediatez en la respuesta a la que nos hemos mal acostumbrado, se pueden generar malentendidos absurdos. Si alguien no participa asiduamente no es razón para molestarse. Promueve el derecho a la desconexión, que puedes facilitarlo desactivando el doble check o la confirmación de lectura, de esta manera nadie sabrá si has leído su mensaje y no estarás presionado a contestar inmediatamente.

Consulta antes de enviar fotos o videos de otras personas. Es evidente que las fotos, videos o cualquier material que envías en un grupo de whatsapp es susceptible de ser guardado, usado o difundido por cualquiera de los miembros de un grupo. Ten cuidado con aquello que envías al grupo, sobretodo si el número de participantes es elevado y no conoces a todos.

Huye de aquellos grupos en los que no quieres estar. En ocasiones puedes ser tú el que no quiere seguir estando y en otras ocasiones otros son los que se van. Si alguien se sale de un grupo no saques conclusiones a la ligera. Si una persona abandona un grupo, pregúntale los motivos en privado.

Practica el detox de grupo inactivos. De vez en cuando puedes hacer limpieza de grupo inactivos. La aplicación no lo facilita mucho pero si le dedicas un rato, puedes borrar los que ya no utilizas. Si eres el que administra un grupo, por ejemplo de un evento como una celebración de cumpleaños, elimina el grupo cuando la finalidad del mismo terminó.

¿En cuántos grupo de whatsapp estás? de estos, ¿cuántos son activos y cuáles no? ¿Cuál es tu experiencia con los grupos de whatsapp? Cuéntanoslo en los comentarios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.