como ser digital con 67 años - Enrique Martínez Bermejo
376
post-template-default,single,single-post,postid-376,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

como ser digital con 67 años

como ser digital con 67 años

El pasado miércoles 26 de noviembre, por segundo año, tuve la oportunidad de asistir al II Festival de Publicidad Online, que organizado por la IAB, este año ha tenido lugar en Boadilla del Monte, en el marco de un Convento del siglo, creo XVII, que hay en este bello pueblo, a las afueras de Madrid. Cómo no podía ser de otra forma, por desarrollarse en un convento, se le ha llamado San Inspirational.

La inaguración del Festival corrió a cargo de Marcel Li Zuazua, Presidente de la IAB, y de Lluís Bassat, Presidente del Grupo Bassat.

Hace bastantes año, en Barcelona, en un viaje para ver un Madrid-Barça, en el Palau Blaugrana, tuve la oportunidad de conocer a Lluís Bassat. De esto hace más de 20 años, y me llamó, poderosamente la atención, algunas frases que me dijo mi padre en el avión de vuelta, sobre Lluís: una de ellas, que no recuerdo todas, era que en el apasionante mundo de la publicidad, para hacer triunfar una marca, había que creer en esa marca, porque sino, era imposible que una marca triunfase. Y de hecho, si en una reunión con el cliente “x” dueño de esa marca, no estabas convencido de hacerla triunfar, era mejor no aceptar ese cliente, porque no sabía transmitirte lo que quería hacer con sus productos.

Bassat, en esta conferencia inagural, hablaba de esto precisamente, la importancia de que el cliente dé  algo diferenciador a sus productos con respecto a los de la competencia, para así crear una imagen de marca, un branding en condiciones, para crear una campaña publicitaria, que haga triunfar esos productos en el mercado. Esto, que puede parecer de perogrullo, mucha gente, hoy en día no lo tienen tan claro, y a la hora de lanzar un nuevo producto, se equivocan desde el planteamiento del concepto de dicho producto.

Como dijo en un momento de la conferencia, evidentemente, “yo llevo en el mundo de la publicidad muchos más años que vosotros”,  pero lo que me pareció ya la leche, es como un tipo de 67 años, curtido en las mil y una batallas del mundo de la publicidad, crea tanto en el medio online, como un chavalin que entra en Tuenti, o en Facebook, todos los días, a ver qué hacen sus amigos o a colgar fotos y videos, o a crear un grupo de lo que sea.

Sencillamente, es mi modesta opinión, cuando un tipo cree en la publicidad como cree Bassat, es lógico y normal que piense con esa filosofía, y a la hora de plantear una campaña de publicidad, la plantea en todos los frentes de la batalla, dándole el valor que tiene a cada soporte, y teniendo en cuenta el actual momento que viven los soportes tradicionales. Puso un ejemplo, muy calarificador, de cómo funciona hoy en día el medio online: en la TV normalmente buscamos las emociones, con las imágenes, la música, etc, y en la Prensa, encontramos la razón, la reflexión, etc. Internet es el medio que auna las dos cosas. Los dos ejemplo que puso son clarificadores.

El Corte Inglés, que antes vendía el otoño, el verano, el invierno, etc, vamos las emociones, este año su campaña se reduce a un slogan, venga, compre y pague en un año… ah, y sin intereses. Por el contrario Opel, con el lanzamiento del nuevo Corsa, dale con la diversión , el baile, el cachondeo. Con la que está cayendo, encima dale al cachondeo… Ni a Lluís, ni a muchos de los presentes nos extrañó que las ventas de automóviles esten cayendo a un ritmo del 40%. No es para menos.

La verdad es que oir, aunque así nos lo enseñaron en la Universidad, o allí donde hayamos trabajado, que lo más importante para que un consumidor compre nuestros productos, es preocuparse en primer lugar del consumidor, de lo que piensa, lo que quiere, como lo quiere, etc, etc. Y sobretodo, no dar palos de ciego, que hastían a los consumidores. No es una variable nueva, pero está bien, qué alguien de la valía del Lluís Bassat, nos lo recuerde de vez en cuando.

Quizás, de las cosas que más me gustaron de todo el Inspirational, fue la defensa a ultranza, por parte de Bassat, de las personas. En un mundo, donde la tecnología, cada vez prima por encima de otras variables, es importante oír a un empresario defender a las personas a capa y espada, y contra viento y marea. Clarificador fue el ejemplo de la crisis de 1991, en el que Ogilvy, le pidió despedir a 40 personas. Se opuso, sólo despidió a una persona, su chofer, y en plena crisis, ganaron casí todos los concursos en que se presentaron. Eso se llama: EFICACIA y EFICIENCIA.

Esas personas, esos trabajadores, son el activo más importante de una empresa, como más tarde se encargó de corroborar Marc Vidal, en una impresionante conferencia, sobre el estado de la economía.

David Ogilvy decía, que no existen los monumentos a los comités, ni a las empresas, ni a las instituciones, sino, única y exclusivamente, para las personas.

En el estado actual de la comunicación, al igual que en tiempo pasados, señalaba Bassat que es muy importante no pararse a investigar el futuro, sino preocuparse del consumidor, en el presente, y darle cosas nuevas, productos en diferentes formatos, en la Tv, en el móvil, en Internet, en donde sea, pero innovar, estar en primera línea, no temer al consumidor, al usuario final.

En un momento, como el actual, con el cambio de modelo económico, se hace cada más necesario, llegar a un modelo de comunciación diferente a los conocidos hasta el momento, en el que mediante la combinación de los medios, cada marca, cada agencia, sea capaz de llegar a todos los lados, donde está el consumidor. Repetir, únicamente en un medio hasta la saciedad, es una equivocación. Por eso, oir decir cosas así a Lluís Bassat, no me sorprende, pero es muy gratificante, porque hasta hace no mucho tiempo, la gran mayoría de la inversión publicitaria iba destinada a la TV.

Como, en toda conferencia, sea de Bassat o de quien sea, llegamos al final, y de verdad, que por mi parte, hubiese estado, unas cuantas horas, escuchando a este profesional de la comunicación.

Una última reflexión, que me pareció muy interesante, no sólo desde el punto de vista del consumidor, sino también desde el de las agencias, los anunciantes, etc:

el error más grave, y le daba bastante miedo, será que en el momento económico, los anunciantes se vuelvan locos con el tema de ahorrarse unos euros en comunicación, y que las agencias sólo piensen en el dinero, en como sacar mayor tajada, porque en ese momento, estaremos diciendo adios a la comunicación, decía Bassat.

Al terminar este post se me ocurrió leer el blog de Lluís Bassat y me quedo con una frase que me ha dejado pensativo, de cara al futuro:

La gran idea: tan difícil encontrarla, como fácil despreciarla

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies